Durante aniversario de la carrera:

Obstetricia y Puericultura UACh reflexionó sobre Infecciones de Transmisión Sexual

* Realidad de las ITS en Chile, el mundo y la Universidad, estadísticas, métodos de prevención y otros temas relacionados con esta problemática de salud, fueron tratadas por expertas en foro panel, como una forma de celebrar los 52 años de esta carrera en la U. Austral.

Expertas de la UACh analizaron situación de las ITS.
Expertas de la UACh analizaron situación de las ITS.

Con motivo de la celebración de su 52° Aniversario, la Escuela de Obstetricia y Puericultura de la Universidad Austral de Chile realizó el Panel "Infecciones de Transmisión Sexual (ITS): Del mito a la triste realidad", que contó con la asistencia principalmente de estudiantes, docentes y profesionales del área.

En la actividad desarrollada el lunes 16 de octubre en el Auditorio 03 del Edificio Nahmías, Campus Isla Teja UACh, la Directora de esta carrera, Mg. Vanessa Bouquillard, explicó que entre los más de 30 virus, bacterias y parásitos que se sabe se transmiten por contacto sexual, ocho se han vinculado a la máxima incidencia de enfermedades de transmisión sexual. De esas infecciones, 4 son actualmente curables: sífilis, gonorrea, clamidiasis y tricomoniasis. Las otras 4 –hepatitis B, virus del herpes simple (HSV o herpes), VIH y virus del papiloma humano (VPH)– son infecciones virales incurables, aunque existen tratamientos capaces de atenuar o modificar los síntomas o la enfermedad.

Además especificó que las ITS se propagan predominantemente por contacto sexual, incluidos el sexo vaginal, anal y oral. Pero también se pueden propagar por medios no sexuales como transfusiones de sangre o productos sanguíneos. “Muchas ITS –en particular, la clamidiasis, la gonorrea, la hepatitis B primaria, el VIH y la sífilis–, pueden transmitirse también de madre a hijo durante el embarazo o el parto”, dijo.

¿Cómo saber si se tiene una ITS? Si bien una persona puede estar contagiada sin manifestar síntomas de enfermedad, los síntomas comunes incluyen flujo vaginal, secreción uretral o ardor en los hombres, úlceras genitales y dolor abdominal.

Se estima que, anualmente, unos 357 millones de personas en el mundo contraen alguna de las cuatro ITS siguientes: clamidiasis (131 millones), gonorrea (78 millones), sífilis (5,6 millones) o tricomoniasis (143 millones).

El número de personas con infección genital por el VHS (herpes) supera los 500 millones. En todo momento hay en el mundo más de 290 millones de mujeres infectadas con el virus del papiloma humano (VPH), una de las ITS más comunes. Anualmente, la infección del VPH provoca 528. 000 casos de cáncer cervicouterino y 266. 000 defunciones.

“Algunas ITS, como el herpes y la sífilis, pueden multiplicar el riesgo de contraer el VIH Sida. Otras como gonorrea y clamidiasis, son causas principales de enfermedad inflamatoria de la pelvis, desenlace adverso del embarazo e infertilidad”, enfatizó la matrona UACh.

Protección y educación

En cuanto a las panelistas expertas de la UACh, las exposiciones comenzaron con Mg. María José Montecinos, quien trató acerca del "Perfil Epidemiológico actual de las ITS en Chile”. Entre otros datos, dijo que existe una preocupación por el aumento de ITS en nuestro país que podía estar relacionado por la falta de campañas de salud permanentes al respecto y a conductas sexuales más riesgosas. Acerca del VIH Sida, los casos de muestras positivas en mayores de 13 años, subió de 2.968 en 2010, a 4.291 en 2015.

También entre 2010 y 2015 los casos de gonorrea han aumentado en un 200%; ha habido un aumento sorpresivo de Hepatitis A en la Región Metropolitana; y en cuanto a la sífilis, se detectó una fluctuación país entre un 17,4 % en 2005 a un 25,4% en 2013.  

Acerca de la Región de Los Ríos, hubo un aumento de 42 casos confirmados de VIH en 2014, a 55 casos en 2015.

La docente especificó que el grupo etario en Chile con más propensión al VIH es de 20 a 29 años, en su mayoría hombres (84,3%), en un universo de 100 mil habitantes.

La Mg. Yohana Beltrán, trató acerca de "Población de mayor riesgo: ¿Por qué Adolescentes y jóvenes?". Entre las causas, explicó que en la adolescencia existe un crecimiento biológico, cognitivo, emocional, social y psicosexual, donde segmentos del cerebro maduran tardíamente como la corteza prefrontal, que involucra funciones como la capacidad para controlar impulsos instintivos, la toma de deciciones, planificación y anticipación del futuro.

“Por ello, los y las adolescentes pueden actuar de forma impulsiva y emocional, situándose en situación de extrema vulnerabilidad e implicarse en conductas de riesgo y búsqueda de sensaciones, participando en conductas como probar drogas y tener relaciones sexuales tempranas para demostrar a sus pares su independencia de las reglas parentales”, aclaró.  

En Chile, actualmente el promedio de inicio sexual es a los 16,4 años en hombres y 17,1 años en mujeres. Sólo un 3% de la población adolescente en control de Atención Primaria, usa condón.

Otros factores que la especialista explica como posibles causantes de esta situación, es que “no existe en Chile una política que obligue a mantener educación sexual laica en todas las etapas de enseñanza de colegios, universidades, centros de formación e institutos. Además, las campañas  destinadas a evitar conductas de riesgo deberían ser permanentes en los diversos medios de comunicación”.

La Mg. (c) Loreto Vargas, expuso acerca de “ITS, mecanismos de prevención y pesquisa precoz”. Aquí nombró algunas estrategias de prevención de infecciones como el aplazamiento del inicio de la actividad sexual, la abstinencia, el comportamiento seguro basado en fidelidad a la pareja, la reducción de número de parejas sexuales, el uso correcto y sistemático del preservativo y, más reciente, la circuncisión masculina.

También entregó detalles de la Encuesta de Salud Sexual UACh realizada entre 2011 y 2012, a un total de 1.060 estudiantes de pregrado, donde un 84,9% dijo haber comenzado su vida sexual entre los 15 a 19 años; un 4,2% entre los 8 a 14 años; y un 1,9% con 20 o más años. Además la encuenta arrojó que el 51% mantuvo su última relación sexual con su pololo/a; el 22% con su esposo/a o conviviente; y el 13% con un andante. En este sentido, los hombres declaran involucrarse sexualmente en mayor porcentaje que las mujeres, con personas que no son sus parejas estables.

Un problema detectado es que el 27% indicó no haber usado ningún método de protección, lo que significa que 1 de cada 4 estudiantes no tomó precauciones para evitar ITS en su primera experiencia de relación sexual con penetración. En este contexto y un detalle que la docente enfatizó como preocupante, es que el 87% de quienes usaron preservativo en su última relación declaró que lo hizo para evitar el embarazo, demostrando que las infecciones de transmisión sexual no son un tema prioritario entre los jóvenes.  

“Se calcula que mediante el uso del preservativo, se han evitado 45 millones de infecciones por VIH desde 1991, en todo el mundo”, destacó la especialista.

Panel Infecciones de Transmisión Sexual: Del mito a la triste realidad Panel Infecciones de Transmisión Sexual: Del mito a la triste realidad Panel Infecciones de Transmisión Sexual: Del mito a la triste realidad Panel Infecciones de Transmisión Sexual: Del mito a la triste realidad Panel Infecciones de Transmisión Sexual: Del mito a la triste realidad Panel Infecciones de Transmisión Sexual: Del mito a la triste realidad Panel Infecciones de Transmisión Sexual: Del mito a la triste realidad Panel Infecciones de Transmisión Sexual: Del mito a la triste realidad Panel Infecciones de Transmisión Sexual: Del mito a la triste realidad Panel Infecciones de Transmisión Sexual: Del mito a la triste realidad Panel Infecciones de Transmisión Sexual: Del mito a la triste realidad